Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Espacios que invitan a disfrutar por su belleza y armonía.

La cocina, al igual que el resto de estancias del hogar, es un reflejo de nuestra personalidad y estilo de vida. Nuestra tarea es crear espacios tanto atractivos visualmente como funcionales y prácticos.

A la hora de crear ambientes, todos los factores son importantes: la manera de combinar los muebles, el tipo de materiales, el mobiliario, la propia gama de colores que se utilice… por ello es muy importante definir con antelación el estilo que queremos que tenga nuestra cocina, tener claro el resultado que esperamos es fundamental para plantear nuestro proyecto y que el nuevo espacio creado, aparte de resultar agradable, mantenga nuestra impronta personal. No es lo mismo decantarse por un diseño moderno, minimalista o industrial que por uno más clásico como lo sería el rústico.

Hoy día el estilo minimalista es el estilo que más protagonismo está acaparando, este tipo de cocinas se caracterizan sobre todo por sus líneas limpias, por sus superficies sin obstáculos, por sus armarios sin tiradores, por los colores claros y neutros y sobre todo por su amplitud visual, que da lugar a espacios diáfanos y carentes de elementos innecesarios.

Son tendencia, a su vez, dos estilos que se apoyan en el marco del minimalismo: el industrial, que apuesta por dejar a la vista los materiales utilizados como pueden ser el cemento, el hierro o el ladrillo y el nórdico, que hace uso del blanco y los tonos neutros junto a materiales que aportan calidez como la madera.

Creamos cocinas únicas y personales adaptadas al estilo de vida y a las necesidades que requiere cada caso, en las que belleza, funcionalidad y facilidad de limpieza van de la mano.

Una cocina mejor, una vida mejor.

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Noticias relacionadas