Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Mantener fresca tu cocina en verano puede ser todo un reto. Entre los electrodomésticos, el calor que puede llegar del sol y la misma cocina que también hace subir la temperatura, puedes acabar sintiendo que estás en un horno y no apetecerte ni entrar en esa habitación.

Pero con los consejos que te vamos a dar y un buen estor screen todo será muy sencillo. Los estores screen son aquellos realizados en un tejido inteligente que deja pasar la luz, pero no el calor, siendo ideales para que en la cocina no pierdas nada de luminosidad, pero no tengas que soportar el calor del sol incidiendo directamente.

Es importante señalar que el calor es incómodo para quien cocina, pero es muy perjudicial para los alimentos y por eso no debes de dejar nada perecedero fuera de la nevera ya que te arriesgas a que se estropee muy rápido. Esto es especialmente importante en productos como las salsas, pero también en carnes y en pescados.

5 consejos para una cocina fresca

Estos son los 5 consejos que, junto con los estores ya citados, te ayudarán a que tu cocina se mantenga muy fresca y agradable durante todo el verano.

#1. Disfruta de los platos fríos

Una de las formas de mantener la cocina fresca es no encender los fogones. En verano es un placer disfrutar de platos fríos que puedes preparar por la noche, cuando hace más fresco, evitando así cocinar durante el mediodía, cuando hace más calor.

Disfruta también de ensaladas y verduras crudas que son muy saludables y que en invierno no apetecen tanto. Igualmente, prepara gazpachos que son fuente de vitaminas para toda la familia.

#2. Abre la ventana cuando vayas a cocinar

Cocina siempre con la ventana abierta, aunque tengas que bajar el estor por culpa del sol. Es importante que el aire circule incluso si tienes una buena campana porque al abrir la ventana saldrá todo el vapor que el extractor no recoge y evitarás que se quede concentrado en el ambiente.

Puedes colocar un ventilador en la ventana para ayudar a que el aire se mueva y se cree una mayor sensación de frescor evitando el agobio que puede llegar a producirse en esta estancia cuando hace sol y las ollas están a tope.

#3. Cuidado con el vapor si usas robots de cocina

Muchas personas utilizan robots de cocina para preparar sus platos. Son muy prácticos porque evitan encender la cocina, se limpian rápido y si se utilizan correctamente, las recetas siempre van a salir bien. Pero el que no enciendas la cocina no quiere decir que no puedan ser una fuente de calor para esta habitación.

Hay que tener en cuenta que estos robots sueltan vapor y es muy importante colocarlos o bien al lado de la ventana para que el vapor salga o bien debajo del extractor de la cocina. Evita dejar el robot trabajando solo y marcharte sin asegurarte de que el vapor está siendo correctamente eliminado o podrías llevarte una desagradable sorpresa al entrar.

#4. Instala mosquiteras

Las mosquiteras son ideales para poder abrir las ventanas de la cocina durante la noche. En muchos lugares no se pueden abrir las ventanas para recibir el frescor de la tarde debido a que es la hora en la que hay más insectos. Pero con una mosquitera vamos a evitar este problema.

Una mosquitera bien instalada te permitirá abrir la ventana al amanecer y tenerla así hasta por la mañana, refrescando al máximo el ambiente y haciendo que el desayuno se pueda realizar en una cocina fresca y bien ventilada que todo el mundo agradece.

#5. Friega los suelos al atardecer

Un truco de nuestras abuelas que resulta altamente efectivo es el de fregar durante la tarde, cuando ya no da el sol. El sol hará que la humedad del agua se evapore muy rápido y no dará tiempo a que se refresque la habitación.

Si se friega a la tarde noche y con agua muy fría, esta ayudará a que el ambiente también se refresque y se pueda estar a gusto en la cocina. Es un truco que también puedes usar en el resto de la casa. Verás que diferencia al entrar en las habitaciones después de fregar con agua fría. Ya sabes cómo mantener fresca tu cocina en verano, pero si lo que de verdad te gusta es disfrutar del fresco del atardecer olvídate de vez en cuando de esta estancia durante tus vacaciones y vete a cenar en alguna de las maravillosas terrazas que hay por todas las ciudades y pueblos de nuestro país. Porque, aunque este año no salgamos a veranear muy lejos, hay placeres que podemos seguir disfrutando.

Share on facebook
Share on twitter
Share on google

Noticias relacionadas